Cuando nos hablan de New York, sin dudas hay ciertos íconos que nos vienen a la cabeza de manera inmediata: Central Park, el Empire States…y la estatua de la libertad. En muchas ocasiones me preguntan si tiene sentido visitar la estatua o si es suficiente llevar el imán con su imagen para la heladera. En general soy un firme defensor de la visita, aunque no recomiendo pagar el tour que te lleva hasta ella, sino que sugiero utilizar algunas de las alternativas más económicas, pero igual de pintorescas. Y ojo, que además de la foto de la Estatua, es impagable la postal de Manhattan en la ida y la vuelta. En este post, algunas de las alternativas para tener la foto con Doña Libertad.

IMG_2126

STATEN ISLAND FERRY: Esta es una opción gratuita y muy rendidora para tener nuestra selfie con la Estatua de la Libertad. Siempre la recomiendo para aquellos que van por primera vez.

  • La ciudad de New York pone a disposición de los residentes de Staten Island un ferry gratuito que va entre Manhattan y Staten Island las 24hs del día. Es una herramienta fundamental para los trabajadores, pero sin dudas es una alternativa muy utilizada con fines turísticos.
  • El ferry parte desde el Whitehall Terminal en Battery Park. Allí adentro podrán ver la cantidad de gente esperando por la llegada del barco. No se preocupen mucho por la muchedumbre: el ferry es realmente grande y toda esa gente se dispersa en sus distintos niveles. Y hay salidas cada 30 minutos!

Staten-Island-ferry-terminalStaten Island

  • Cuando entren, tengan en cuenta de buscar alguno de los asientos sobre el sector derecho y afuera, que es donde tendremos las vistas de la Estatua (si el clima lo permite).
  • El ferry tarda aproximadamente media hora y pasa a una buena distancia de la Estatua de la Libertad, lo que nos permite sacarnos suficientes fotos y retratar este momento.
  • Una vez que llegan a Staten Island, deben bajar y volver a ingresar a la terminal, para tomar nuevamente el barco, que sale de regreso hacia Manhattan.
  • En esta oportunidad, traten de encontrar alguno de los lugares privilegiados en el frente del bote, idealmente en el piso superior. La vista de la isla acercándose, creciendo poco a poco y con sus edificios que – cual legos – no dejan casi espacio para nada más es de aquellas imágenes que perduran durante mucho tiempo. Y todas las fotos que saquen parecerán postales. A sentarse y disfrutar del viaje.

IMG-20150820-WA0010 IMG-20150820-WA0018


 

FERRY A IKEA: esta alternativa nos permite matar dos pájaros de un tiro: realizar un recorrido similar al anterior (incluyendo el paso cerca de la estatua y el skyline de New York) y visitar la reconocida casa sueca, especialista en muebles y cualquier elemento que necesitemos para los ambientes de nuestra casa

DSC_1549

  • IKEA tiene un ferry propio (El IKEA Express Shuttle) que parte del Pier 11 en Wall Street y que para directamente en el embarcadero de IKEA. Esto, sumando a que lo verán pintado de un inconfundible amarillo patito, es imposible perderse.

IKEA

  • Este ferry cuesta $5, pero si gastan al menos $10 en la tienda (algo que es altamente probable) se descuenta el precio pagado por el transporte y nos termina saliendo gratis.
  • En la semana, el ferry está disponible de 2 a 8pm y los fines de semana de 11:30am a 9:00pm y allí es totalmente gratis (aunque no compren nada). Pueden chequear los horarios aquí: https://www.nywatertaxi.com/ikea
  • Tengan en cuenta que es un bote más pequeño que el ferry de Staten Island, con un sector descubierto que les permitirá disfrutar de la vista y sacar miles de fotos.

DSC_1533


 

TOUR A LA ESTATUA: si somos fanáticos de este regalo que Francia le hizo a los Estados Unidos en 1886, podemos hacer una excursión hasta Liberty Island, el lugar que alberga a este gran ícono mundial.

  • Par ello, tenemos que sacar un ticket del ferry que sale todos los días desde Battery Park entre las 9:00am y 2:00pm. Además, con este boleto podremos también visitar el Museo del Inmigrante en la vecina Ellis Island, que fuera el primer destino que debían tocar aquellos inmigrantes llenos de sueños que llegaban a Estados Unidos por mar.
  • El tour puede durar hasta 4 horas y tiene audioguías en distintos idiomas. E incluye la posibilidad de estar bien cerca de la Estatua, aunque la foto se hace mucho más difícil por la cercanía y el tamaño de la dama.
  • Actualmente se puede acceder al mirador de la corona – que estuvo cerrado durante buen tiempo posterior a los atentados del 11 de septiembre. Para poder ingresar es necesario hacer la reserva con varias semanas de antelación a la visita, debido la cantidad limitada de accesos y la alta demanda que tiene. Pueden hacerlo en https://www.statuecruises.com/statue-liberty-and-ellis-island-tickets#/
  • Los precios van desde US$18 hasta US$21 por adulto, según la opción que seleccionen.

statue