New York es un gigante de cemento, que nos abruma con sus rascacielos, su ritmo frenético, su rasgo cosmopolita. Pero existen jardines escondidos o poco conocidos, que resisten el atropello de la gran ciudad con estoicismo, brindándonos un oasis para escaparnos de aquel torbellino y tomar un poco de aliento, para seguir descubriendo esta urbe interminable.  A continuación algunos de estos lugares que nos darán tranquilidad y contacto con la naturaleza.

 

ELEVATED ACRE

En el Distrito Financiero, entre el rudio del vil metal y el trajín de importantes empresarios, se esconde un pequeño parque elevado, que combina espacio verde, mesas y sillas y un buen toque moderno. Tiene un aire que nos recuerda el High Line y es el lugar que usan muchos trabajadores de la zona para escaparle a Wall Street. Lo mejor: las vistas abiertas que se tienen del East River, el puente de Brooklyn y el perfil de este barrio. Dirección: 55 Water St (Distrito Financiero)

Elevated2

Elevated

Elevated 2

GREENACRE PARK

Si venimos caminando por esta agitada calle de Midtown, jamás imaginaremos que un parque podría estar escondido entre tantos autos, ruidos y rascacielos. Sin embargo, el Greenacre Park se erige desafiante en un pequeño espacio. Producto de lo que se conoce como los “Poket Parks” (O parques pequeños) este verdadero oasis nos ofrece verde, espacio para descansar y una cascada de agua que ahuyentará el murmullo citadino y transportarán a un lugar mucho más tranquilo, en el medio de la ciudad. Dirección: 217 E 51st St, New York (Midtown East)

 

Jardines de St LUKE IN THE FIELDS

La Iglesia episcopal de St Luke in the Fields fue construida en 1821, y su terreno que abarca toda una manzana en el West Village contiene dentro de sus muros de ladrillos y su portón de hierro un verdadero tesoro de flora y fauna. Esta propiedad privada invita a todo el mundo a entrar de manera libre y deleitarse con sus árboles, flores y aves; sentarse a reflexionar en cualquiera de sus rincones y disfrutar del contacto de la naturaleza en medio del cemento. Está permitido comer y hasta patinar. El típico lugar que no sabrían que está allí, si no supieran que está allí. Dirección: 487 Hudson St

St Luke

st.-luke-in-the-field-

Saint-Lukes-garden-image

 

PALEY PARK

Este es considerado uno de los parques urbanos más pequeños, pensado y diseñado por un magnate. Este espacio de 1000 metros cuadrados tiene todo lo que necesitamos para tomar un respiro en medio de la urbe y a metros de la 5ª avenida y su ritmo desenfrenado. Mesas y sillas movibles, local de hot dogs, paredes con vegetación y árboles que nos aíslan del entorno. Y su elemento central: una cascada de 6 metros de alto, cuyo sonido nos invita a ingresar y comprobar cómo surge la vida a media cuadra del caos. Dirección: 53rd Street entre Madison y Fifth Ave

nyc_Paley_park_nyc_xlarge

paleypark_xlarge

SUTTON PLACE PARK 

Podría ser considerado un rincón secreto por su pequeñez y privacidad; un espacio íntimo, con vistas al puente de Queensboro y el perfil de Queens. Un punto más escondido en esta gran ciudad que nos regala vistas magníficas. Pero es un lugar que se hizo famoso gracias a Woody Allen y Diane Keaton, que filmaron allí una escena muy conocida de la película Manhattan. Hay que sentarse en el banco y soñar. Dirección: Sutton Pl S, New York

Sutton 7

 

La escena de Woody Allen en la película “Manhattan” en Sutton Place